lunes, 7 de abril de 2008

Un regalo del más allá...


"Nowhere Man". Original del LP Rubber Soul (1965)

Autor: Lennon/McCartney

Mezcla de felicidad con desolación, es la sensación de estar poseído, esperando en medio de la noche, en un momento en el que no tienes ganas de hacerlo. Ser un hombre de ningún lugar, sólo preocupado por sí mismo, que está completamente ciego y por ello no sabe adónde va. Tomándose su tiempo, haciendo sus planes de ninguna parte, confiado en que alguien o algo le eche una mano, esperando sentado en su tierra de ninguna parte hasta encontrarse de manera casi involuntaria con aquello que buscaba: el sonido de una voz diciendo: hombre de ninguna parte tan siquiera puedes verme?. La frustración se toma un respiro y de pronto la letra y la música al completo se materializan dentro de su inteligencia, un regalo del más allá y el mundo está a sus pies…




(Dedicado especialmente a pablo, beto, grinch y por supuesto a todos los DDM)

3 comentarios:

Beto dijo...

Muchisimas gracias Edaf por la dedicatoria especial de este hermoso tema y tb aprovecho para felicitarte por este blog impresionante q cada vez sorprende mas. Gracias por dar a conocer lo que yo siempre soñé!! Un abrazo grande!

demandademusicos dijo...

¿¿faltan buenos músicos?? obviamente no...con el tiempo he visto como muchos discos se graban en el momento..los músicos de estudio no entienden de nada más que de armonías...y llegan y tocan...y cumplen...

faltan buenas mentes, sobran artilugios y complejos procesos de edición...faltan las ideas de nunca (o de siempre) y el hambre de comerse el mañana...y a los que le sobre...que abusen de él.

divorciadodesdemañana dijo...

que nos enseño aDnsito????
nos enseño a decir las cosas en pocas frases...diciendo mucho...
a tocar el mar con apenas olerlo...
a tomar las ganas con apenar un pequeño subidon...
a tener tanto y tampoco en cada momento...
a pasar de la vida cuando la vida pase de nosotros...
a escribir con respeto y opinion...
a opinar llorando con el llanto de otros...
a notar que has vivido...
a perderse en cada llanto...

diciendo se lo dire...