martes, 7 de abril de 2009

Perdiendo el tiempo


Todos nosotros guardamos en nuestros recuerdos y en las cosas que producimos o acumulamos, la memoria del tiempo. Los álbumes de fotos, las cartas, las grabaciones y todo lo que preservamos de la destrucción nos ayuda a recuperar el tiempo pasado. Sin embargo, recuperar esa imagen estática del pasado es casi imposible. Nuestro presente siempre determinará la forma que le damos a los sucesos de un tiempo que ya pasó. Perdiendo la memoria del tiempo, del poco tiempo que nos queda. Gracias a la distancia que da el tiempo es que podemos disfrutar hoy de esta bellísima maqueta de Alta Suciedad incluída en la Antología ANDRES y oculta desde marzo de 1996...


6 comentarios:

MaxI dijo...

Pequeña belleza hecha canción, trozo de papel escrito con emoción, cosas que se guardan para perdurar, memoria estática de armadura.
Sinceramente una palabra "maestro", una frase "buena noche para fumarse un porrito", una imagen dinámica que siempre renuevo.

Si debiera recordar: recuerdo por el antes de ayer, por el ayer y por el hoy. Solo dije una frase porque es la que golpea a uno cuando llama, sin intención de dirigirme al tema ni demás solo digamos "perdiendo el tiempo" en la frase clave.

desdedakotametitabunda dijo...

es cierto, todo me parece pasajero y plano.

en días en los que un pececillo ve la luz y cambia sus branquias por cualquier otro sistema que soporte la presión de oxígeno de la atmósfera...tal y como es un disco nuevo a la venta...solo podremos brindar con cebada y desear grandes llegadas exitosas!

tan mía...... dijo...

Como siempre una exquisitez que nos llega calentita desde su horno artesano, acompañada de un bello texto. Gracias y exitos

Ladesi KP dijo...

Hermoso realmente.Y por supuesto ya me compre im box :D

demomaster dijo...

esto es un maqueta ?
por dios es una maravilla !!!

Hernán dijo...

Qué felicidad, cuando uno creyó que ya lo había escuchado todo de Andres, toparse con algo que es nuevo y viejo a la vez. Qué ansiedad por tener esa caja y vivir eso una y mil veces. Que peligro entrar ahí y no salir nunca.

En Argentina todavía no se consigue. Así que escribo y espero.

Hasta Siempre.