martes, 15 de septiembre de 2009

Con la frente marchita


Sabina y Los Rodríguez se van juntos de gira. El cantautor Joaquín Sabina y el grupo Los Rodríguez compartirán este verano una tournée peninsular compuesta de veintiocho galas. Las actuaciones tendrán lugar entre el 18 de julio y el 5 de octubre. Cabe la posibilidad de que algunas capitales latinoamericanas, como Quito, acojan a Los Rodríguez y Sabina. Los Rodríguez y Sabina calentarán motores en Gijón mañana, para aterrizar en la madrileña plaza de Las Ventas hacia el 4 de septiembre. Está previsto que tanto el autor de El blues de lo que pasa en mi escalera como la banda capitaneada por Andrés Calamaro ejecuten su propio repertorio. Es posible que compartan el escenario de forma puntual con algún tema al alimón. Eso teniendo en cuenta que Los Rodríguez, quienes primero saltarán a las tablas, no lo harán en calidad de teloneros o artistas invitados. Los Rodríguez llegan a su nueva cita veraniega frente al público con los temas de su álbum Palabras más, palabras menos, editado el año pasado. Después de hacer compatible la rumba eléctrica y el rock and roll al publicar en 1993 Sin documentos, su cuarta entrega cargó más las tintas en la tradición que algunos de sus componentes traían de los tiempos de Tequila. En cualquier caso, su última producción se introdujo en las radios a partir de una milonga y ahora se ha extraído de ella el tema Hace calor, interpretado al unísono por Calamaro y Coque Malla, de Los Ronaldos. Los Rodríguez seguirán siendo esta temporada Andrés Calamaro, los guitarristas Ariel Rot y Julián Infante, más el batería Germán Vilella, con el bajista Daniel Zamora a título de músico contratado. Joaquín Sabina acaba de editar un nuevo trabajo, titulado Yo, mí, me, contigo, que incluye un amplio abanico de ritmos y fórmulas musicales, desde tiempos medios con «riff nuevaolero» como Aves de paso a piezas rock con mordiente como Es mentira, baladas que tocan fondo como Sin embargo, declaraciones introspectivas en clave acústica y extroversiones hechas de compases calientes. Además, Yo, mí, me, contigo contiene la colaboración del roquero argentino Charly García y la de Manu Chao, el alma máter de Mano Negra, en el rap titulado No soporto el rap. Un apoyo menos logístico, en todo caso, que el que las cuerdas impagables de Pancho Varona y Antonio García de Diego, coautores musicales de buena parte de los cortes de Yo, mí, me, contigo, seguirán procurando a Sabina sobre los escenarios españoles y los que luego visitará al otro lado del Atlántico. Porque, días después de concluidas sus actuaciones en la Península, continuarán por Latinoamérica y, a finales de año, llegarán a los Estados Unidos. Por volumen de equipo en carretera y escenarios recorridos, la gira que esta semana comienzan Joaquín Sabina y Los Rodríguez está entre las más importantes del país. Todo teniendo en cuenta que la nueva situación política ha acentuado aún más la escasez de contrataciones que venía soportando el grueso de nuestros grupos y solistas de pop-rock…


(Diario El Mundo, Miércoles, 17 de julio de 1996. Año VIII Número 2.436 Precio: 125 PTS)


13 comentarios:

arbol dijo...

Hermoso tema
Buena yunta!
"Yo quiero ser un rodriguez..."

tan mía...... dijo...

Gracias Hornero !!! Bellísima

Asi lo contaba Sabina:

“Absolutamente correspondido, es un amor viceversico. Yo estoy entre Calamaro y los Tequila del mismo modo ellos están entre los Stones y Sabina, en un mundo en el que no les convendría mucho a los Rodríguez hablar de un viejo cantautor como yo, a mi si me conviene hablar de unos jóvenes Roqueros como ellos cuyo talento admiro, comparto y es un goce oírlos y es un goce tocar con ellos”

Gafas de Mike dijo...

IMPRESIONANTE !!

Que bonito tema !!

Quiero que vuelvan lOS RODRIGUEZ !!

Que grande !! al lado de Calamaro el REY de la canción, el poeta de UBEDA, el gran Sabina !!

Yo tambien quiero ser un rocdriguez.

CARLOS dijo...

GRACIAS!!!!

ANDRES JAMAS NOS DEJARA DE SORPRENDER CON TEMAS OCULTOS, FEATURINGS, INEDITOS Y ALGUNA MANIFESTACION VOCAL EXTRAVIADA...

MUCHAS GRACIAS

Chary dijo...

¡Gracias Hornero!

Después de un primer acercamiento con la música de AC, empecé a conocerlo más con "Los Rodríguez" ¡que experiencia más grata por Dios! está grabada en mi corazón.

Y Sabina ¡que gran artista!

Talento más talento.

Anónimo dijo...

Como me perdi esto Hornero,a oir y a disfrutar!!gracias!!!:)

Anónimo dijo...

Gracias Andrés, por el conciertazo en Alicante (por fin muchos RODRIGAZOS!) y por ésta perla...nos vemos el año que viene de vuelta en Alicante!

Fátima de M dijo...

Estimado hornero, gracias por estas lecturas, por darle sentido a tantas cosas que a veces no lo tienen.
Con respeto y admiración.

dudasdelmatador dijo...

Consideremos este blog como un pequeño café de Montmartre...y otros (sa.V.oy) como una discoteca japonesa (donde para qué gritar si no podremos hablar).

Concluyo: las multitudes abruman.

jilgueroamable dijo...

La gente del hornero pasa, saluda, se toma una lágrima y sigue viaje..
La gente del Savoy entra y se queda, pide a gritos un café, llena la mesa de azucar, escupe el piso, mea la tabla del inodoro, critica al mozo y al de la mesa de al lado y no deja propina...
Pero el dedo de la foto lo dice todo...
Abrazo A.C. siga destilando rock del bueno.........!!!!!!!!!!!!!!

pd: Una lástima la pérdida de la Negra Sosa, los últimos discos (cantora 1 y 2) son exquisitos...
se la vió a la tucumana sentadita en el Rex admirando a los monstruosos rodriguez.........

yo mera dijo...

me acabas de hacer el día, una de mis canciones favoritas de sabina (y, definitivamente la que más me mueve) con la voz del salmón...

estoy en shock

desde el trópico dijo...

mmm y esos cambios en el blog oficial?? en fin.

tan mía...... dijo...

Al hilo del comentario de Jilguero a la triste muerte de Mercedes Sosa, así la despedía el Mastro de Ubeda.

"Violetas para Mercedes"
Joaquín Sabina

Se nos murió la gran dama,
Negra Sosa, pacha mama
de Corrientes,
que bordó puntos y comas
en las prisas del idioma
de la gente.
Martina Fierro de ley
que sin dios, patria ni rey
tiró p?alante,
antes de decir adiós
me propuso un blues a dos
voces distantes,
distintas, y, sin embargo,
cerquita del ron amargo
que consuela,
que abruma, que mortifica,
que suma, que santifica,
que desvela.
Cuando rompió la baraja,
hizo del bombo su caja
de Pandora,
entre el mestizo y el yanqui
se quedaba con Yupanqui
hasta la aurora.
Todos menos uno, dijo,
provocando el acertijo
de Cosquín,
militante del futuro,
no pudo con ella el muro
de Berlín.
Canto ancestral de Argentina,
la más frutal de las minas,
todo es nada,
no sabe cómo la lloro,
desafinando en el coro
de las hadas.
Madrina de los roqueros
más intrusos, más villeros,
menos brutos;
en calle melancolía
mi letra y su melodía
visten de luto.
Más de una vez la besé
pero nunca olvidaré
la noche aquella:
aquel piano y su voz
y mi sonanta y la coz
de las estrellas.
Me aterran las despedidas
pero gracias a la vida
de Violeta,
Mercedes inventó el son
que duerme en el corazón
de los poetas.