domingo, 25 de octubre de 2009

No tengo tiempo


Anoche iba caminando por la calle y se me vino a la cabeza la melodía de "No tengo tiempo". Esta canción siempre fue muy especial para mí. Hay momentos que descubren canciones y hay canciones que recuerdan momentos. Cualquiera podría decirlo (o no). Tiempo atrás Quique Gonzalez lo contaba perfectamente respecto de la noche que emocionado escuchó por primera vez "Casa cuartel" de Kiko Veneno, solo, dentro de un coche. Son sensaciones que únicamente pueden comprenderse (creo) si se tiene un alma sensible. Las canciones preferidas representan eso; momentos mágicos de revelación musical. No tengo claro cuando escuché por primera vez el disco Nadie sale vivo de aquí, pero el NTT me conduce inevitablemente a la noche del 1 de diciembre de 1996. Andrés Calamaro era el encargado de ponerle fin a la muestra "30 años de Rock Nacional" y nosotros no quisimos faltar. Visitamos la exhibición con ganas desde la Gibson Les Paul 62 que Pappo usó con Riff, hasta la letra manuscrita original del clásico "Un amor en Avellaneda" (curiosamente tenía tachada una localidad distinta que no lograba rimar). Recuerdo que el latoso Centro Municipal de Exposiciones estallaba de calor y a mi me estalló la cabeza cuando Andrés apareció justo delante nuestro. Saludó a los presentes y dijo algo al estilo de: "...no funciona el teclado, voy a tocar la guitarra...". Así empezó el concierto, y les puedo asegurar que tener a dos metros de distancia a Andrés deformando los versos al ritmo de las cuerdas de metal en "...y soy un extranjero en mi propia casa y eso no tiene perdón..." son de esa clase de momentos tan inolvidables que hacen que una canción logre reconfortar el espíritu cada vez que uno la recuerde...


6 comentarios:

dialdatabasemarketing dijo...

Define Sanchez Dragó a los gatos como claros representantes de la anarquía, frente a los caninos que serían un perfecto ejemplo del democristianismo más perpetuado. Un gato es libre y nunca podrá trabajar para la policía porque huele la droga, la reconoce y sabe de su presencia pero nunca, jamás, delatará de su presencia. Un perro rápidamente hace eco de la existencia de aquello que le reportará el premio que lleva tanto tiempo esperando.

Dijo un anónimo que "Dios creo al gato para que el hombre pudiera darse el gusto de acariciar un tigre".

Borges dijo que "Dios es la persona que da más pruebas da de su inexistencia" o "la fe es la prueba prueba de su inexistencia".

Algunos,
gatos ateos.

(sin querer confundir, podríamos relacionar el "no tengo tiempo" con este texto, inquietudes, libertad y otras muchas cosas)

Anónimo dijo...

Gracias por recordar en plural. En el momento nos dimos cuenta que era un futuro recuerdo.
La camisa naranja, pantalon negro tipo pana.
La version de "El rey".
Un abrazo.
Fernandin.

Fátima de M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fátima de M dijo...

Estimado Hornero:

Inicio agradeciendo tu recuerdo entrañable que me lleva a mis propios recuerdos.
Andrés para mi es... Auditorio nacional 13 de octubre de 2009, quinta fila, butaca 40...
Kiko es... Lobo lópez cuando me dejaron saber en tinta indeleble (por lo menos entonces)... "Tengo que decirle que la echo de menos..."
Mi querido Hornero, me pusiste nostálgica y no es recomendable en una noche fría en esta ciudad, tendré que abrir el Don Julio y ya Dios dirá.
Abrazo.
Yo mera

Alejandro Manias dijo...

... y las canciones las escribo caminando, por eso algunos versos se me van... temazo! creo lo mismo que vos, hay canciones que no sólo te hacen recordar momentos, te reviven el alma. Saludos

Alejandro Manias dijo...

era "compongo", no "escribo" jajaja