martes, 13 de abril de 2010

On The Rock


EL REY DEL VENENO

Calamaro podría ser Rey si no fuera ciudadano de la República Mundial. Podría atesorar títulos merecidos, de los que disfrutaría o se reiría según le diera la gana. Se habla mucho de su incontinencia, de su caprichoso ritmo laboral, de su costumbre de desplazarse a la velocidad de un torbellino sin respetar señales de tráfico ni convenciones comerciales. Pero se incide poco en una de sus principales facultades: la intuición.

Lo sabe. Él sabe cuando está cerca de su objetivo o lejos de gustarse a sí mismo. Y ahora no duda. Exuda convencimiento. Sabe, sin posibilidad de error, que está acariciando, rozando con la punta de sus dedos y de su lengua, llegar a la cima de una carrera que él ha sembrado de curvas y recovecos. La intuición sigue funcionando al mil por cien y le propulsa hacia un disco bautizado On The Rock, pero que podría llamarse Grandes Éxitos Inéditos.

Siguiendo su cruzada contra los integrismos, fundamentalismos, provincianismos y un enorme listado de ismos, acaba de construir una nueva colección de canciones en las que Calamaro es más Calamaro que nunca mostrando todas las caras de Calamaro. ¿Quieren homogeneidad de sonido y estructura, similitud conceptual y canciones que remitan a las siguientes canciones? Apunten su interés hacia otro sitio, amigos. Porque a Andrés eso no le interesa. Y ya saben lo que hace en ese caso…

Es el Rey del Veneno y lo administra sabiamente. Lo inocula mezclado con flamenco en Barcos, junto a Diego “el Cigala” y su admirado Niño Josele. Invita a el Langui a cantar en un salón eléctrico de terciopelo en Te extraño, a Bunbury a hacer lo propio para ilustrar una agria despedida a base de folk y advertencias en Te solté la rienda. Pisa el acelerador en Flor de samurai, Gomontonera o la crítica El perro, mostrando su cara más contundente. Reserva un espacio a Tres marías para que vuele el acordeón y otro a un ajuste de cuentas en toda regla, el perpetrado mano a mano con Calle 13 en la gráfica Insoportablemente cruel. ¿Y el Calamaro que sabe leer entre líneas en los surcos de los discos de los mitos del rock, extrayendo inspiración y honestidad brutal, se preguntarán? Ese Calamaro, agazapado, aparece intercalado, cuando menos te lo esperas, y lo hace de forma sencillamente triunfal en El pasodoble de los amigos ausentes, Todos se van, una joya titulada Los divinos y la festiva Me envenenaste. Un póker de ases insuperable. Puro veneno para los adictos al buen rock, entendido como Andrés entiende el rock, naturalmente.

Él sabe que es, definitivamente, su momento, aunque haya vivido incontables momentos de gloria. Entren en contacto con esta docena de canciones y compartan con él la sensación. On the rock.

ALFRED CRESPO

Director de Ruta 66


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Sigo esperando con ansias en vuelva a subir el post de pepsicola, espero que no me defraude.

Carlos dijo...

"Quieren homogeneidad de sonido y estructura, similitud conceptual y canciones que remitan a las siguientes canciones? Apunten su interés hacia otro sitio, amigos. Porque a Andrés eso no le interesa. Y ya saben lo que hace en ese caso…"

Genaial!

Carlos dijo...

Conoci la musica de langui hace unos años atras por el grupo que tenia,(no se si aun existe)La Excepción, y no se por que me imagine que seria en Te Extraño, aquella colaboracion, tal vez los 10 segundos de adelanto basto para darme cuenta

Saludos

el hornero says dijo...

lo volvi a subir al pepsicola !!!

y funcionaba perfecto con el goear

pero ahora que lo pruebo veo que no funca

dame unos dias y lo vuelvo a arreglar

PERDON

ale AC dijo...

espero MUY ansiosamente ON THE ROCK!!!!!

nos veremos pronto en Rocksario


un abrazo hornero

jorge dijo...

qué buena pinta tiene este disco! los coros de los divinos, ademas de calamaro, pueden ser de leiva tambien?

Tesorieri dijo...

QUeda poco(según como se lo mire) para la salida del disco, a fin de cuentas tendra dos edition en latinoamérica?
y si no es mucho pedir fechas para BAires?


salute!

Cowy dijo...

Que bueno va a estar este disco, que los días pasen volando y llegue prontito nomás...

isabel dijo...

Buenas noticias las del nuevo disco¡Qué ganas de volver a escucharte en directo! Te esperamos en San Sebastián, pero en otro sitio que no sea el Kursaal(no dejan beber y casi tampoco bailar)