domingo, 5 de marzo de 2017

Buenos Aires No Duerme 98



La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se definió como una vieja-joven encantada de estar presente en un lugar "tomado por los jóvenes", pese a que renqueaba ostensiblemente de una pierna, tras haber sido golpeada en Chile por un carabinero. Andrés Calamaro, luego de definirla como la figura viva más importante de la historia argentina, afirmó que de alguna manera "todos somos desaparecidos". Hebe lo contradijo, por única vez en una velada memorable: "No, Andrés, desaparecidos son los que no luchan ni sueñan, los quietos, los amoldados, los domesticados, los que no se indignan, los que no se ríen: nuestros hijos están vivos en lugares como éste, donde la gente es realmente libre". Calamaro la aplaudió, poniéndose de pie, antes que el resto de la gente que asistía al chispeante diálogo. Reunidos por el programa "Eramos tan progres" en el estudio de radio de Buenos Aires No Duerme, ante unas tres mil personas que copaban la tribuna, los alrededores e incluso la pirámide ubicada en el patio central, la luchadora y el músico tuvieron varias coincidencias. "Buenos Aires no tendría que dormir nunca", dijeron un par de veces, a lo largo de las tres horas del programa, en las que hablaron de juventud, política, música, las Madres y del espacio que los reunía. Calamaro le dedicó algunas de las 15 canciones que cantó acompañándose de un teclado y hasta se permitió "musicalizar" las opiniones de Hebe. "Ellos no vivieron porque sí, no pasaron por la vida de gusto", expresó Hebe refiriéndose a los desaparecidos, mientras Andrés aportaba melodías suaves desde el teclado, en un diálogo artístico, casi. Calamaro afirmó que está lejos de ser de "esos músicos que hacen el marketing de la revolución" pero que todo su público debe tener claro que su corazón está con las Madres, que más de un vez le hicieron llorar "lágrimas secas, lágrimas por dentro, lágrimas silenciosas". Hebe le recordó que "las Madres estamos luchando para un presente mejor, no sólo por la verdad del pasado". "Ustedes --retrucó el rocker-- son el gran orgullo argentino. En las remeras de los pibes donde está el Che Guevara, hoy debería estar Hebe. Las Madres son nuestro mejor ejemplo moral: enseñan a no olvidar, a no perdonar y a no separar el amor del odio." Hebe se emocionó con estas palabras, y a continuación el conductor le pidió a Calamaro que cantase temas que tuvieran que ver. "Este es un momento que nunca voy a olvidar", aclaró el músico antes de hacer un set con "Crímenes perfectos", "Especies que desaparecen" y "No me pidas que no seas un inconsciente". En ese marco, afirmó que si tuviese que mandar al futuro una cápsula conteniendo los mejores momentos de su vida, no dudaría en incluir esta noche. 

2 comentarios:

DiciendoDigoMejor dijo...

Que siga !

Carlos dijo...

queremos mas perlas porfavorrrr!!!